Las redes de trueque como elementos de transformación en una comunidad


Las Redes de Trueque son mucho más que una forma de organizar lo económico: son una fuente de extraordinarias mejoras y transformaciones para las comunidades y para cada una de las personas que toman parte en ellas. Se crean nuevas formas de relación entre los vecinos y nuevas formas de entender la economía, despertando en cada uno lo mejor de sí mismo, al permitirle trabajar en lo que le gusta hacer.

Nacen nuevas amistades; se recupera la solidaridad vecinal, se crece en autoestima, tanto a nivel personal como comunitario; se estimulan cientos de proyectos nuevos; renace una familia extensa mucho mayor que da valor a los recursos locales sin depender de nadie más que de la capacidad de organización, confianza y solidaridad de la comunidad, de su entusiasmo y de su capacidad de inventiva e imaginación.

Se logran mayores niveles de autosuficiencia y gobierno de los asuntos económicos desde lo local, lo que permite establecer un nuevo nivel económico que complementa la economía nacional y transnacional con un nuevo eslabón económico más orgánico, humano y sostenible.

Se abren nuevos caminos; en sus manos está la posibilidad de transformar la vida de su comunidad.

Las redes de Trueque permiten que el trueque se de:

1. entre distintas personas,
2. en distintos momentos, y
3. con cosas de distinto valor.

Se llama multirecírpoco a esta nueva forma de trueque, y puede existir cuando el trueque se convierte en un sistema económico estable y organizado, creando una Moneda Social que sólo sirve en la Red.

Las Monedas Sociales tienen una naturaleza muy distinta al Dinero, que no permite que su función como puro registro del trueque se desvirtúe, como ocurre con el Dinero. Las principales diferencias con el Dinero son:

1. No tiene intereses . Todos tienen igual acceso a ellas; acumularlas para
especular con ellas no tiene sentido. Al contrario que con el Dinero.

2. No es escaso . El Dinero, como toda mercadería regulada por la ley de 
la oferta y la demanda, debe ser escaso. La Moneda Social no.

3. No son emitidos por un cuerpo central ajeno .

4. Permanece en las comunidades y no es absorbido, vía bancos, hacia la capital y el extranjero, como ocurre con el Dinero.

5. Son sólo un instrumento de medición , no un bien con el que comerciar, como el Dinero.

En una zona empobrecida, con escaso dinero en circulación, aunque hayan habilidades, talentos, y riquezas naturales, y a la vez personas con necesidades que podrían ser resueltas, toda forma de intercambio será descartada por la falta de dinero circulante.

En las Redes de Trueque, mientras existan recursos humanos y materiales dentro de una comunidad –que siempre los hay- cualquier intercambio económico puede ser realizado.

En esencia, la Moneda Social recupera la función que tuvo en un primer momento el Dinero: establecerse como una mera forma de información para estimular el intercambio.

El Trueque no es un juego de suma cero, en el que para que alguien gane, otro debe perder, sino que es un juego de sumas infinitas, en el que la satisfacción de las necesidades del otro beneficia a todos. La no escasez de moneda social permite retribuir de forma justa a cada uno según su actividad, sin que nadie salga perdiendo. 

En el lenguaje de la economía oficial el ser humano y el medio ambiente son EXTERNALIDADES: asuntos que no entran en el estudio científico del economista por no poder ser cuantificables en términos de costos y beneficios. El medio ambiente, la Tierra, es visto como un sinfín de recursos explotables. Todo es valorado según su precio de intercambio.

Las Redes de Trueque devuelven el sentido a lo económico, haciendo del ser humano el centro y el fin último de la economía, con consideración hacia la Tierra; las redes son, en lo económico, lo que el ecologismo es al medio ambiente: una forma más orgánica, armónica y sustentable de relación entre el hombre y su entorno. Relaciones más orgánicas que no desgastan sino que regeneran, recrean y dan vida, en lugar de terminar con ella.

También la diversidad es bienvenida en las redes, ya que aparecen nuevos proyectos y más ideas cuando se encuentra gente de distintos ingresos y procedencia cultural o étnica. Las redes son, por último, una isla privilegiada en el que ricos y pobres están en verdadera
igualdad de condiciones. Esa horizontalidad en las relaciones es para muchos algo nuevo, que nunca habían conocido antes ni en la familia, ni el trabajo, ni en su relación con el Estado, donde siempre las relaciones son de tipo jerárquico o piramidal.

Ventajas para un comunidad de una Red de Trueque:

1. Regeneran las habilidades locales ;
2. Crean empleo y mayores comodidades para todos;
3. Revitalizan la economía local sin necesidad de capital externo;
4. Crean crédito local donde se necesita;
5. Se reducen los flujos de dinero hacia afuera y quedan más en la comunidad;
6. Crean un soporte directo e indirecto a las empresas y comercios locales: la gente vuelve a comprar en tiendas que ofrecen la alternativa de pagar parte del precio en moneda local; además pueden gastar el dinero que se ahorran de esta forma con más compras en comercios locales;
7. Estimulan la producción local de necesidades locales ; por ejemplo, un negocio puede crear nuevos mercados ya que las redes le permiten, con menores costes, estimar la demanda de un nuevo producto o servicio.
8. El pequeño comercio y los antiguos servicios locales están perdiendo
fuerza ante la irrupción de las grandes superficies y de las empresas transnacionales; eso obliga muchas veces a emigrar a la ciudad, y a depender básicamente de los supermercados para los servicios y los bienes básicos; las Redes de Trueque, en cambio, resuelven las necesidades desde lo local
9. Permite incorporar a la producción a personas que carecen de conocimientos técnicos, títulos o capital cultural;
10. Al no haber dinero de por medio, se pueden crear y deshacer emprendimientos sin generar desconfianza ni susceptibilidad.
11. Es un sistema económico amigable donde no hay costos financieros, intereses ni gastos punitivos. No existe devaluación ni inflación.

También los entes públicos encargados de lo local pueden obtener grandes benficios al hacer uso de estas Redes Sociales. Se trata de racionalizar las triangulaciones que forzosamente existen entre Ciudadanía-Estado-Empresa, haciendo que la dependencia de crédito externo y endeudamiento se minimice por la vía del aprovechamiento de dicha triangulación, reservando el uso de dinero a lo residuos que no puedan ser resueltos con la pura triangulación. De esta forma, impuestos atrasados son cancelados en pueblos de la patagonia argentina con Moneda Social que la municipalidad entrega, más tarde, a los ciudadanos que piden o necesitan ayuda social del Estado, de manera que ellos mismos dispongan en las redes de lo que necesitan. Las posibilidades de esta forma de colaboración son infinitas, y sólo queda empezar a explorarlas.

El Dinero tiene una lógica que no responde siempre a la necesidad del intercambio sino a un complejo entramado de intereses dispares, que poco tienen que ver con la economía real, es decir, con el intercambio de bienes y servicios. Las redes de trueque reducen el uso del dinero al mínimo necesario, resolviendo las necesidades mediante triangulaciones de servicios. Comercios, Empresas, Ciudadanos y Estado usan servicios unos de otros. Creando una moneda local se pueden triangular servicios: trabajos públicos por impuestos, mano de obra en comercios y empresas por productos, con o sin registro monetario local, etc., resolviendo si es necesario las diferencias con dinero. Las posibilidades del trueque son, por lo tanto, infinitas, y dependen sólo de los grados de organización ciudadana.

Puedes organizarte para hacer encajar los trueques de la Red en un horario completo. Puedes descubrir nuevos hobbies u oficios, y compensar tu trabajo con actividades más relajadas que te permiten también tener capacidad de compra –en la Red. Si estás estresado, tienes demasiado trabajo, o estás cansado de comprometerte, la flexibilidad y variedad que te ofrecen las redes puede permitirte crear modelos de vida más sostenibles.

Pero si tienes poco tiempo y no puedes rebajar un poco tus horas de trabajo,recuerda que también puedes participar en las redes ofreciendo alquiler de bienes o herramientas en lugar de tu tiempo.

Extractos del libro "Como crear una red de trueque en tu comunidad" de Didac Sanchez-Costa






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar