¿Que hay de nuevo en Venturada?






NADA.

Bueno, seamos realistas, más descomposición y degradación en la gestión política. 

¿Quien va a pagar la ineptitud y falta de preparación de los gestores municipales?

Ellos lo tienen claro, los vecinos y sus proveedores. 

Nos suben el IBI, nos fríen a multas, mandan a la quiebra a buena parte de las empresas con las que han hecho negocios...

¿Nadie tiene una responsabilidad en lo que está ocurriendo?

¿Vamos a tragarnos lo que nos echen?

Si tienes algo que denunciar sobre el expolio municipal, contactanos.


venturadalibre@gmail.com






3 comentarios:

  1. Venturada es un muermazo.

    ResponderEliminar
  2. Mi opinión básicamente es la siguiente:

    Parecía que los Independientes iban a traer mejoras y la realidad es que están incluso peor (que ya es dificil)que los 3 años que estuvieron gobernando. Están devolviendo favores y colocando a sus amiguetes y miembros de su lista electoral con puestos de privilegio muy bien remunerados, y sin que hayan demostrado en ningún momento tener la capacidad para hacer lo que se les encomienda... bueno, algunos ya demostraron precisamente su alto grado de ineptitud.

    El otro bando del gobierno de Venturada me sorprende menos, porque a los que componen el PP ya les dijimos en las urnas que nos le queremos votándoles menos que nunca, y esto a pesar de que el PP como partido nacional está en su punto más álgido. Deberían querer darse cuenta de ello y dejar paso a gente con más ganas de aportar cosas positivas al municipio, que seguro que hay muchos mejores que estos. Los de ahora, o bien se esconden en segunda línea para estar libres de críticas por sus más que posibles malos resultados, o se aferran al puesto de mala manera.

    Espero por el bien de todos que cambien su actitud porque si no iremos a peor cada día.

    Alvaro

    ResponderEliminar
  3. ¿No es delito el despilfarro?

    La consideración del despilfarro como delito sin duda no dejaría de generar controversia. No pocos afirman que los proyectos que han llevado a las inmensas cifras de endeudamiento de los ayuntamientos estaban en los programas electorales con los que esos gestores públicos concurrieron y ganaron las elecciones municipales, y por tanto la ejecución de estos proyectos estaba avalada por los votos de los ciudadanos. Probablemente el paralelismo de esta afirmación, con la situación que podría producirse en cualquier empresa en la que el director general arruinase la empresa bajo un supuesto mandato de sus accionistas de abordar un determinado proyecto, no aguantaría comparación. Los votos no pueden justificar y amparar la irresponsabilidad en el gasto.

    Si analizamos los programas de los principales partidos que se presentan a las elecciones del próximo 20N, encontramos algunas menciones a la responsabilidad de los gestores públicos. El PP en la página 32 de su programa, en el apartado dedicado a “las cuentas públicas en orden”, incorpora como medida 5: “Reforzaremos las responsabilidades y sanciones a los gestores públicos que incumplan las reglas de estabilidad presupuestaria”.

    ResponderEliminar

Gracias por participar