Tú eliges: langosta u hormiga



¿Que quieres ser?

¿Quien quieres ser? ¿hormiga o langosta? ¿langosta u hormiga?

Es una elección sencilla. A pesar de ello, párate un segundo a pensarlo un poco más.

Las langostas viven bien, comen lo que quieren, cuando quieren. No han de esforzarse por obtener lo que necesitan, ya que lo van encontrando a lo largo de su viaje. Sí, es cierto, cuesta mucho llevar esta vida, requiere mucho esfuerzo y energía, Pero merece la pena, porque a cambio se disfruta de todo lo que se encuentra, se viaja acompañada de semejantes. Son una gran comunidad. No han de que preocuparse. Si los recursos quedan esquilmados, sólo hay que volar un poco más allá. Siempre hay más; la naturaleza es un proveedor generoso. Y además, el resto de las especies trabajan para ellas, ¿no es así?. Todas sienten miedo y respeto de las langostas. ¿Qué más se pude pedir? La vida es una espiral sin fin, no importa lo que quedó atrás, importa hoy. Y el mañana, ya lo pensaremos otro día. 

Las hormigas, sin embargo, llevan una vida de sacrificio. La vida de cada miembro esta dedicada al bien común. Se trabaja incesantemente, se recogen los alimentos lentamente, se cuidan y administran como los tesoros que son. Han de velar por ellas mismas, por todo el hormiguero. Han de explorar y buscar formas ingeniosas de obtener los recursos necesarios, de transportarlos; pero siempre en un radio de acción limitado. Ellas son pequeñas, toman lo que la naturaleza les permite, llevan una vida sencilla, incansable. El mundo es lo que las rodea y no hay más; los elementos, el resto de las especies, el clima, todo es potencialmente capaz de destruir su pequeño mundo. Son frágiles y frugales. La vida es un círculo de hermandad y colaboración, tanto con los suyos como con el resto seres y ecosistemas. Ayer se trabajó para asegurar la supervivencia. Hoy, es otro día del camino. Mañana han de volver a empezar. 

Piensa ahora en nuestro universo de humanos. En la naturaleza que nos alberga y el camino que, por qué no, todavía podemos elegir.

De tu decisión, sí de la tuya, de la de cada uno de nosotros, depende nuestro planeta.

¿Hormiga o Langosta?


3 comentarios:

  1. Excelente reflexión!

    Y DIFÍCIL RESPUESTA
    Alguien dijo una vez que en este mundo hay "una gente" que pone las copas y "otra gente" que se las bebe. Exactamente a la inversa en términos demográficos (en un bar hay más gente bebiendo que sirviendo) en nuestro Planeta, el mal llamado Primer Mundo es la peor "subespecie" dentro de esa langosta gigante en que se ha convertido la raza humana.

    Y EN CUANTO A LA PREGUNTA
    ¿Se puede elegir un equilibrio, ser otra cosa diferente de las ofrecidas, no sé, un elefante?
    ...Se puede bromear, sí. Pero la pregunta chunga deriva del convencimiento de que todos somos langostas y debemos ser exterminados ...y dice así:
    ¿Nos dejará la "Pacha Mama" (Madre Tierra) elegir cuando nos demos cuenta, de verdad de la buena, que la elección correcta es (era hace mucho tiempo) hormiga?
    Me ha encantado esta entrada, pero a veces pienso (y quiero equivocarme) que de verdad es demasiado tarde.

    SIEMPRE HAY TIEMPO
    Queremos tener calor en invierno y estar fresquitos en verano. Luchamos contra toda forma de dolor y contra la ley suprema de haber nacido, que es la muerte. Para conjurarla hemos creado al mismísimo Dios; y hemos matado, esquilmado y envilecido nuestra propia condición humana en su nombre.
    Le declaramos la guerra a la Naturaleza hace millones de años. Una contienda en la que nosotros sólo podemos ganar insignificantes batallas (desde la rueda al ipad, pasando por los campos de golf y la penicilina) porque, en el fondo de nuestro oscuro corazón, sabemos que al final de esa guerra sólo podrá vencer la propia Naturaleza.
    Por lo tanto podemos plantearnos elegir, sobre todo, NO SER LANGOSTA; aunque sea como ejercicio de higiene personal de cada uno. Una defensa ante la sinrazón de la "sociedad langosta" del gasta-consume-curra-compra ...o cállate, o mejor vete que ya no me molas.
    Sí que hay tiempo para reaccionar, si tú estás aún vivo, es que tienes ése tiempo y por supuesto que aún puedes elegir.
    ¡Sé una hormiga, amig@!

    ResponderEliminar
  2. hormiga claramente.

    hay en algo que los insectos nos superan en mucho y es que lo vivido por la comunidad queda impreso en su ADN y se transmite a la siguiente generación....¿os imaginais si eso fuese igual en los humanos?

    ResponderEliminar

Gracias por participar