La cuadratura del círculo



Ganamos el mundial de fútbol y en mitad de la resaca eufórica sobre la identidad nacional, nos damos cuenta que los cambios que necesitamos son muy profundos. La constitución de la transición ya no vale, España para sobrevivir como nación necesita volver a encontrar su identidad de forma consensuada, quizás comenzando por deliberar sobre las causas que nos llevaron a esta situación, cuando la corrupción lo inundó todo y la globalización nos relegó al papel de figurantes. Todo apunta a grandes cambios, hasta la astrología nos advierte de la alineación planetaria que se está produciendo, una auténtica cuadratura del círculo. Cuando la gente vuelva de sus vacaciones estivales en este año 2.010 estaremos en otro mundo.


2 comentarios:

  1. ¿La entrada triunfal de Marte, en conjunción con Saturno operará el cambio? No lo se. Lo que si que tengo claro, es que es un momento inmejorable para recuperar algunos valores que hemos mandado últimamente al ostracismo. Debemos hacer subir la cotización de lo interior. Nuestro crecimiento como personas gracias al conocimiento, la experiencia y la creatividad ha de estar muy por encima de nuestra evolución patrimonial. Una de las ventajas de la crisis es que va a hacer que mucha gente se de cuenta de que después de dedicar gran parte de su vida al “tanto tengo, tanto valgo”, de repente han perdido casi todo lo que habían comprado, y se encuentran vacíos. No han crecido.
    Como nunca es tarde para rectificar, reproduzco una de las frases del artículo del blog: “ Grandes mentiras van a ser derrocadas y obligadas a renovarse desde lo espiritual (…) O el futuro pasa por lo espiritual, o no tenemos futuro”.
    Aunque no creo en la astrología, nunca me salto la lectura de mi horóscopo cuando de forma fortuita me lo encuentro en un periódico o revista, y además, deseo que se cumplan las predicciones cuando son buenas.
    Ojala pues que cuando la cuadratura pierda intensidad allá por el 19 de agosto, comience la Era de Acuario y el hermanamiento universal solucione los problemas sociales. Eso si, tenemos que poner de nuestra parte. Pensemos el qué.

    ResponderEliminar
  2. ¿La entrada triunfal de Marte, en conjunción con Saturno operará el cambio? No lo se. Lo que si que tengo claro, es que es un momento inmejorable para recuperar algunos valores que hemos mandado últimamente al ostracismo. Debemos hacer subir la cotización de lo interior. Nuestro crecimiento como personas gracias al conocimiento, la experiencia y la creatividad ha de estar muy por encima de nuestra evolución patrimonial. Una de las ventajas de la crisis es que va a hacer que mucha gente se de cuenta de que después de dedicar gran parte de su vida al “tanto tengo, tanto valgo”, de repente han perdido casi todo lo que habían comprado, y se encuentran vacíos. No han crecido.
    Como nunca es tarde para rectificar, reproduzco una de las frases del artículo del blog: “ Grandes mentiras van a ser derrocadas y obligadas a renovarse desde lo espiritual (…) O el futuro pasa por lo espiritual, o no tenemos futuro”.
    Aunque no creo en la astrología, nunca me salto la lectura de mi horóscopo cuando de forma fortuita me lo encuentro en un periódico o revista, y además, deseo que se cumplan las predicciones cuando son buenas.
    Ojala pues que cuando la cuadratura pierda intensidad allá por el 19 de agosto, comience la Era de Acuario y el hermanamiento universal solucione los problemas sociales. Eso si, tenemos que poner de nuestra parte. Pensemos el qué.

    ResponderEliminar

Gracias por participar