Por una economía con CERO emisiones



¿Es posible desarrollar una forma de vida que tenga cero emisiones contaminantes ni impacto en la biodiversidad?

Si, es posible.

La huella ecológica mide el impacto de un estilo de vida en la biodiversidad. Probablemente ha sido la herramienta que más ha promocionado los postulados medioambientalistas. Cuando una persona rellena un cuestionario de una calculadora de huella ecológica y descubre que se necesitarían 2 o 3 o incluso muchos más planetas tierra para sostener esa forma de vida si todos los seres humanos vivieran como nosotros, se da cuenta de la insostenibilidad real de esta forma de vida que nos hemos ido inventando a golpe de anuncio publicitario y la cultura imperante que ha intentado situar el consumo como el camino a la felicidad.

No hay más tiempo, el deterioro de la diversidad en estos momentos nos acerca peligrosamente al punto de inicio de la sexta extinción másiva de la historia de la tierra. Esta vez provocada por el hombre. Además de este motivo egoista, tenemos que darnos cuenta que nuestra forma de vida provoca miseria y pobreza en un porcentaje muy alto de personas que viven en los países en desarrollo, donde las grandes corporaciones explotan sus recursos naturales para que nos países del norte podamos vivir con comodidades.

Plan de actuación para conseguir emisiones cero:

1) Ideología base:

- La naturaleza no nos pertenece, el ser humano pertenece a la naturaleza
- El destino del hombre está unido al de la diversidad. Si la destruimos, nos destruiremos a nosotros mismos
- Desde un punta de vista ético, no podemos hipotecar a las generaciones futuras por disponer de una sensación falsa de confort a corto plazo
- Nuestra actividad tiene que ser neutra con la naturaleza: no podemos extraer de ella lo que no se pueda renovar y no podemos contaminarla y devolverla residuos que la propia naturaleza no pueda absorber
- Es posible "vivir mejor con menos", la simplicidad voluntaria es el primer paso para volver a vivir en armonía con la naturaleza.

2) Vivienda: entre un 30 y un 40 % de nuestras emisiones se producen en las viviendas. Se hace necesario ir hacia un modelo de casa ecológica, autosuficiente y sin emisiones. El tránsito para las nuevas construcciones sería sencillo con la declaración de la obligatoriedad de construir en base a estos parámetros para vivienda nueva. Para el reciclaje de las casas construidas hacia las emisiones cero, es más complejo pero la comunidad debe de generar el conocimiento necesario, formar a la población y buscar la forma de negociar los recursos necesarios para ponerlo en marcha. Es muy importante el proceso de I + D de la propia comunidad y compartirlo con otras comunidades, incluido el estudio financiero de rentabilidad. Hoy en día podemos afirmar con caracter general que una casa antigua reconvertida en autosuficiente puede requerir una inversión que se puede amortizar entre los 5 y los 10 años, convirtiéndose en si misma en un inversión muy rentable comparado con otras posibilidades de inversión alternativas. Invertir en el ahorro es la mejor inversión en una crisis.

3) Alimentación: la búsqueda de la soberanía alimentaria es un derecho de los pueblos. La agricultura ecológica marcará en un futuro muy cercarno la diferencia entre alimentarse saludablemente y a unos precios razonables, y sucumbir a las presiones inflacionistas, degradar el medio ambiente y destruir nuestra salud, con lo alimentos globalizados que salen de las inmorales granjas de animales o de los monocultivos extensivos de semillas transgénicas.

3) Reciclaje: todo producto fabricado debe de incorporar un estudio del impacto medioambiental de su ciclo de vida. Esto es ya una tendencia imparable a nivel mundial que debemos de apoyar todo el mundo para tener información real de reciclabilidad de todos los productos. El propio mercado se regulará eficientemente si la población tiene la información de lo que implica el ciclo de vida de los productos. Además, toda comunidad que pretenda crear valor debe de intentar desarrollar un sistema de reciclaje integral, para mantener la plusvalía implícita en la propia comunidad. Muy importante es crear los vínculos necesarios entre la comunidad para poder reutilizar, que siempre será el reciclaje más eficiente.

4) Energía: a nivel vivienda, el objetivo es un tránsito hacia una autosufiencia energética a a través de la microgeneración. El resto de la energía necesaria debe de ser autogenerada a través de una micro-red renovable gestionada por la comunidad, alcanzado de esta forma la independencia energética asegurando las necesidades de la comunidad y no estando a merced de las sucesivas crisis energéticas que viviremos en los próximos años ante el fin de la era de los combustibles fósiles.

5) Agua: junto con la alimentación y la energía, configuran las necesidades básicas del ser humano, y que el objetivo no puede ser otro que la autogestión del agua, para conseguir una comunidad resiliente ante los graves problemas que vamos a tener que afrontar en los próximos años con el avance del proceso de desertización de España (se espera que en 2100, el desierto llegue hasta la ciudad de Madrid). La gestión del agua incluirá la creación de un sistema de gestión del agua comprada al Canal, que se comprará a nivel comunitario, la gestión en cada vivienda o zona de utilización, con instalación de sistemas de depurado y reutilización del agua, así como de sistemas de recogida y almacenamiento de aguas pluviales.

6) Entorno natural: preservar el entorno natural que nos rodea es otra de las claves de la supervivencia a largo plazo en nuestra comunidad. No se permitirán ninguna recalificación de terrenos rústicos adicional. Se organizará entre la comunidad el cuidado de la masa forestal, la conservación de la flora y fauna, creando veredas para recorrer el término municipal a pie, en bicicleta o a caballo. Se sanearan y los arroyos y pequeños ríos del término, se plantarán árboles autóctonos y se pondrá a disposición de los miembros de la comunidad de terrenos públicos para huertos ecológicos. Se permitirá a su vez que pueda haber huertas y pequeñas instalaciones ganaderas para consumo familiar en cualquier casa del término municipal. Se prohibirá los vertidos contaminantes ilegales bajo multas severas.

7) Contaminación de la intersección logística: se diseñará un plan de acción para minimizar el impacto medioambiental de los pasillo aéreos, los tendidos de alta tensión y la carretera nacional de Burgos. El plan estudiará de forma dinámica el grado de impacto que sufrimos, buscará alternativas y las pondrá en marcha. A largo plazo el objetivo de cero emisiones se tiene que traducir en el pago de indemnizaciones a la comunidad por los contaminadores, que se invertirán en neutralizar la degradación medioambiental y en términos de salud que sufrimos al encontrarnos en un eje logístico de transportes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar