La quiebra del primer municipio de España

Primer Ayuntamiento en quiebra: Palomares del Río, Provincia de Sevilla.

Nuevo hito en la burbuja inmobiliaria española: Ya tenemos el primer Ayuntamiento quebrado por hacer depender sus ingresos del otorgamiento de licencias y recalificaciones a los Señores del Ladrillo. El Municipio que pasará a la Historia Económica de España por ser el primero en suspender pagos es el de Palomares del Río, pueblo de la provincia de Sevilla con más de 6000 habitantes, gobernado en la actualidad por el PSOE pero cuyo equipo municipal ya anunció al tomar posesión en el año 2007 que la anterior corporación municipal, con mayoría del Partido Popular y la Unión de Izquierdas de Palomares del Río, había dejado el Municipio en quiebra técnica con la misma deuda de seis millones de eurazos que hoy les ha obligado a suspender pagos.

¿Una "Unión de Izquierdas" gobernando con el PP? No se extrañen, señores:
Esto es la política municipal española y aquí lo que cuenta es controlar la caja.

Y es que la UIPR es uno de esos partidos-bisagra formados al calor del ladrillito, con fecha de fundación de 1990 y que de forma oportunista cambia la "I" de Izquierda por la de Independiente para pactar con quien sea y dirigir las recalificaciones. ¿La prueba? E
l Registro de Partidos del Ministerio del Interior, en el que figura como "Unión de Izquierdas de Palomares del Río". Y la propia web del Ayuntamiento en la que nos cuentan sin pudor como gobernaron durante el periodo 2003-2007 con el apoyo del único concejal del PP del pueblo.

Es el primer Ayuntamiento en quebrar, pero no será el último. La causa ha sido
la ya anunciada aquí: Un esquema Ponzi de financiación municipal en el que los Ayuntamientos dependen de la recalificación de terrenos y la creación de nuevos barrios... para cubrir sus gastos corrientes. La situación en Palomares del Río ha llegado a ser tan absurda que el 90% de sus ingresos dependían del ladrillo. Se ha acabado el ladrillo y lo que ha quedado ha sido... un Ayuntamiento normal obligado a hacer frente a gastos monumentales. Bendito país este en el que uno o varios constructores son capaces de poner un Municipio al borde de la quiebra, como ya demostró El Pocero con su pulso al Ayuntamiento de Seseña. Como molamos los españoles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar